Amueblar casa con el verde

Si las principales tonalidades del verde dan un toque de vitalidad, el verde pastel, el verde botella y el verde oliva dan un toque nostálgico y retrò adecuado para zonas que quiere conferir calma, como el cuarto de baño y el dormitorio.

Si las tonalidades claras tienen connotaciones positivas, no vale lo mismo para las tonalidades oscuras, un color fuerte y oscuro que en una habitación pequeña o con poca luz hay que utilizar con cuidado.

El verde pino se aprecia por su elegancia y su originalidad: en un salón o en un dormitorio crea un atmósfera chic, pero para que no se convierta en sofocante se tiene que acompañar con materiales ligeros y tonalidades luminosas como blanco, gris y plata.

En conclusión, acompañado con el gris o en color crema, el verde se convierte en sobrio y elegante, mientras que con el blanco crea un entorno calmo y relajante, adecuado para salón y cuarto de baño.

Loading...

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *